Mexicanos compran más, pero gastan menos en línea

Mexicanos compran más, pero gastan menos en línea

Credito:

Julio Sánchez Onofre / El Economista

Cada año, el comercio electrónico en México registra crecimientos de doble dígito, impulsado por una mayorcantidad de habitantes que acceden a Internet y más negocios con canales digitales para la venta de bienes y servicios. En este “boom”, los hábitos del consumidor online han cambiado.

El Estudio de Comercio Electrónico 2013, elaborado por la Asociación Mexicana de Internet (Amipci), evidencia la evolución del consumidor en línea: compra con mayor frecuencia pero con un ticket promedio menor.

La Amipci dio a conocer que en el 2012, la proporción de internautas que compraron en línea al menos una vez al mes llegó al 39%; esto es cuatro puntos porcentuales más que en 2011. También creció 7 puntos porcentuales el nivel de cibernautas que realizaron comercio electrónico una vez cada tres meses para llegar al 41 por ciento.

En contraste, la proporción de usuarios que compra sólo una vez al año cayó seis puntos porcentuales para llegar al 4%; mientras que el nivel de internautas que ha comprado en Internet sólo una vez en su vida cayó del 9% en 2011 al 5% en 2012.

Esta tendencia se conjuga con el grueso de los compradores en línea tienen un ticket promedio de entre 401 y 1,000 pesos, cuando en el 2011 fue de 1,001 a 3,000 pesos.

“Los tickets son menores pero la frecuencia es más alta. Si antes te gastabas 1,000 pesos cada tres meses, hoy de 400 a 1,000 cada mes. Es una diversificación del tema de oferta”, explicó en entrevista el director de Investigación de Mercados de la Amipci, Renato Juárez.

RECONFIGURACIÓN E INDUSTRIAS EN NUEVAS PLATAFORMAS

Esta tendencia ha reconfigurado la distribución de consumidores de bienes y servicios en línea de las distintas industrias que ya están en plataformas digitales comerciales.

Un claro ejemplo es la industria turística donde el número de consumidores que adquirieron boletos de avión o autobús pasó del 64% en 2011 al 31% en 2012; mientras que los cibernautas que realizaron reservaciones de hotel en línea pasó del 37% al 33 por ciento.

En una tendencia opuesta, la proporción de usuarios que compraron de música y películas subió del 37% en 2011 al 44% en 2012; y en la adquisición de ropa y accesorios repuntó del 23% al 37 por ciento.

El e-Commerce está extendiendo sus beneficios y eficiencias a industria de bienes digitales y las ventas al menudeo. Tiendas nuevas y el consumidor mexicano está respondiendo favorablemente con su preferencia en línea comparado con el mundo físico”, consideró Mauricio Braverman, director de Nuevos Canales y Nuevos Productos de la Amipci.

Con el “boom” del comercio electrónico también han surgido modelos de negocio que hace años parecían inviables en el país, por ejemplo, ordenar comida a domicilio mediante la plataforma SinDelantal.mx o comprar una suscripción para recibir mensualmente café orgánico de Chiapas con el emprendimiento MyCoffeeBox.mx.

De hecho, las ventas en línea realizadas a emprendedores ya representan el 40% del total del comercio electrónico que en el 2012 creció 57% al registrar 6,400 millones de dólares o 85,700 millones de pesos. Para el 2013 se espera que crezca un 42% y llegue a los 9,200 millones de dólares o 121,600 millones de pesos.

Otros, como el sector de la moda, han crecido exponencialmente en las tiendas en línea como Privalia que han superado paradigmas como el ver y probarse físicamente ropa y accesorios antes de comprarlos.

“Tiene mucho que ver con la diversificación que existe acerca del internauta en México. Al día de hoy se compraron tanto boletos de aviones como pelotas, juguetes e incluso temas de salud. Hay mercados que van creciendo como el de moda, que no es el tradicional de las ventas en línea”, explicó Juárez, de la Amipci.

Lo cierto es que con esta diversificación en la oferta y el consumo, tanto negocios tradicionales como nuevos emprendimientos tienen la oportunidad de integrarse a la economía digital que, para el 2016, tendrá un valor mundial de 4.2 billones de dólares, de acuerdo con The Boston Consulting Group. En México, la cifra ascenderá a 860,000 millones en ese año.

Otro Año a doble dígito
Haz clic en la imagen para ampliarla

julio.sanchez@eleconomista.mx

nlb

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: